viernes, 13 de febrero de 2009

Te consideras una persona con diversidad funcional?

Cuando hablamos de un discapacitado, pensamos eso, que es un pobre discapacitado. Pero cuanto tiene esto de cierto?

Hasta ahora nos han enseñado a tener lástima de los pobres discapacitados. Pero oye! quiero usar este post para intentar romper un poco más ese estigma que llevamos gravado en nuestra cara las personas que tenemos alguna diversidad funcional. Porque ante todo somos eso, personas, no animales, objetos o discapacitados (ni por supuesto minusválidos, ni deficientes, porfavor que prohiban estas dos palabras!). Somos personas y tenemos una, o incluso varias discapacidades. Pero que tire la piedra quien no tiene alguna discapacidad! Quizás tú, que me estás leyendo, estés utilizando de unas gafas para hacerlo, bien por vista cansada, bien por miopía... pero el uso de gafas o de lentillas no se diferencia para nada del uso de una silla de ruedas, pues no dejan de ser adaptaciones. Y de una persona que usa gafas tenemos lástima?? Antiguamente estaban los gafotas, los cuatro ojos capitán de los piojos, pero ahora, con lo bonitas que son, llegan a ser un complemento más del vestuario y de la moda. Yo no necesito gafas para ver, incluso confieso que las de sol me molestan, tampoco necesito silla de ruedas para andar, ni audífonos para oír, pero soy una persona con diversidad funcional. Necesito algunas adaptaciones: no soy muy alta y no llego a los armarios de arriba, si estoy sola utilizo la escalera (una adaptación) y si está mi padre (ayuda), pues oye que me lo baje él, no? Para desayunar me tomo mi colacao con mi pajita, pues si no puede que me pase toda la mañana limpiando el suelo de la cocina jeje, luego tengo vasos de plástico duro para beber durante las comidas (este no se rompe, como mucho se desparrama el agua jeje). Mi madre me ayuda a cortarme las uñas y otras cositas, yo le ayudo a ella con las nuevas tecnologías. Mi amiga y compi de curro Rosa, tiene una diversidad funcional psíquica, así que yo le ayudo con los números, pero ay! como se me atasque la fotocopiadora... Rosaaaa veeen ayuda!!!! y ella me lo resuelve en un pis pas. Mi amigo Cèsar me pide que le ponga la chaqueta, los guantes, la gorra y las gafas de sol, pues hoy pega con fuerza el sol y regresa a pie a su casa (claro está, poniéndole la velocidad turbo a su silla de ruedas, que cualquiera lo alcanza) y quiere llegar pronto porque así, me corregirá ese informe en valenciano que le he enviado con tantas faltas, soy muy mala en valenciano....

Bueno, no se si me he explicado bien, pero os propongo que me respondáis a una cuestión, qué discapacidad tenéis?

Mi mayor discapacidad son los idiomas y las miradas de lástima que me dedican algunas personas.

P.D: Seguiré reflexionando sobre aspectos relacionados con este tema, espero que sea de vuestro interés, gracias a tod@s

7 comentarios:

HADA ISOL dijo...

Uy pues yo me pasaría horas hablandote de mis adaptaciones,jejeje!!!!
Solo te diré que me encantó tu post,y que yo pienso igual es más a mi hacer deportes me cuesta mucho y sin embargo veo a personas que llamamos discapacitadas hacer cosas que yo no puedo hacer y esmerarse en hacerlas como los pintores sin manos por ejemplo yo teniendo manos no podría hacer ni un garabato y hay que ver las bellezas que ellos hacen verdaderas obras de arte,en realidad no existen los discapacitados,todos somos seres humanos diferentes,con cualidades y limitaciones todas distintas ,y no es que una persona de las llamadas "normales",sea más o mejor que las llamadas "discapacitadas",es cruel diferenciarnos,además todos tenemos que esforzarnos en la vida para alcanzar las metas y ellos lo hacen maravillosamente es más tienen sus capacidades tan desarrolladas en cuanto a espiritu de lucha y superación mientras los "normales" se deprimen,se autoexcluyen de sus propios proyectos y se quedan cómodos sin usar todo su potencial,por lo que la lastima sobra cuando ves a alguien diferente,más bien es admiración lo que hay que sentir,yo recuerdo que mi madre cuando paseabamos y nos cruzabamos con alguien diferente me decía pobrecito mirá no puede caminar,o pobrecito es down,es ciego,es mudo,etc.Yo cuando voy por la calle con mis hijos no hago que los vean quiero que para ellos sean como cualquier otra persona ,iguales,y si ellos lo perciben y me preguntan les digo no puede ver pero mirá que bien toca el órgano,o no camina pero está trabajando como todos,pienso que así debe ser que somos todos iguales en derechos,y diferentes porque cada ser humano es único,y eso es lo que enseño a mis hijos, a respetar a quien tiene una dificultad,y ayudar pero sin lastima después de todo en este mundo todos necesitamos del otro.Si veo un no vidente en una esquina lo ayudo a cruzar la calle,pero por solidaridad como ayudaría cualquiera .
Me encantó leerte! que tengas un muy buen día!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo soy un torpe absoluto en muchas cosas. Soy capaz de romper objetos de todo tipo, he llegado a tirar platos y vasos seguidos, soy temido por mi torpeza jajaja. Ah, y también muy torpe con la natación, parezco un perrito nadando

un beso y feliz finde

Arwen dijo...

Marta me gusta muchi tu actitud frente a la vida...esa manera de encarar las cosas con valentia y tienes mucha razón todos tenemos alguna discapacidad...yo uso gafas y ademas soy el mayor despiste que hayas conocido..una vez meti las llaves en el congelador con los congelados que acababa de comprar...me volvi loca buscandolas hasta que pensando y deduciendo pues las encontre...otro dia me deje las llaves puestas en la puerta cuando vivia en Valencia capital y menos mal que vino la vecina llamo a la puerta y me las dio...soy un completo desastre jejejej asi que cariño me encanta como eres...y las opniones de los demas que se las lleve el viento te digo lo del anuncio PORQUE TU LO VALES...un abrazo muy gordo

Miguel dijo...

Marta, me ha parecido muy acertada, e inteligente, tu argumetación acerca de las diversidades funcionales. Ni te quiero contar yo cuántas tengo, y lo que necesito de las personas (incluida tú) para mi normal curso vital. Por eso, basta ya de lástimas estúpidas que no son otra cosa que orgullosas arrogancias, y ayudémonos los unos a los/as otros/as en nuestras imperfeciones.
Un besito así de grande.

CAVA dijo...

PUES SI QUE TENGO ALGUNAS DISCAPACIDADES...
BESOS.

Un profe cualquiera... dijo...

Hola, Marta, gracias por pasarte por mi blog. Yo el tuyo lo sigo desde hace unas semanas en silencio (también el de tu padre), sin comentar porque no sé muy bien que decir, algún día se me ocurrirá algo, jajaja.
Pero me encanta lo positiva que eres, sigue así.
Un saludo.

Un profe cualquiera... dijo...

(Tu reloj atrasa 10 horas. Quizá todavía no hayas comido, jeje.)